• rdvconsultoriameto

DEFENSA DE LA MADRE TIERRA Y EQUILIBRIO ECOLOGICO.

Este 22 de abril celebramos el día internacional de la Madre Tierra y como muestra de nuestro profundo compromiso con la protección del ambiente, en RedDeVida hacemos el lanzamiento de la línea estratégica y de investigación:


DEFENSA DE LA MADRE TIERRA Y EQUILIBRIO ECOLOGICO.


En nuestra organización consideramos que la Tierra es la más grande de los seres vivos y de otras formas de existencia, que se encuentra en permanente interacción con el Cosmos, que alberga en su seno a todos los seres que la habitan, originando infinitos vínculos visibles e invisibles, siendo proveedora de vida, siendo la Madre de todos y todas, es la Madre Tierra, la Pacha-mama, es Abya Yala.


De la profunda relación con la Madre Tierra y con el lugar que habitamos surgen las formas de vida, la identidad cultural como los idiomas, las danzas, la música, la vestimenta, la agricultura, la religión, la economía, la organización social, los gobiernos, las normas y las instituciones, entre otras. Así como también, surge la identidad natural que emerge de la complementación con la comunidad de la vida (Huanacuni Fernando. 2010. pg. 15).


En RedDeVida respetamos y valoramos las cosmovisiones y epistemologías de los pueblo indígenas, de los abuelos y abuelas de los pueblos ancestrales que hicieron florecer la cultura de la vida inspirados en la expresión del multiverso, donde todo esta conectado, interrelacionado, nada está fuera, sino por el contrario “todo es parte de…”, la armonía y equilibrio de uno y del todo, es importante para la comunidad (pg. 16).


Para nosotros y nosotras es importante mencionar algunos pueblos indígenas que promueven la cultura de la vida, a través de las prácticas ancestrales que aún resguardan los descendientes de aquellas que llegaron a ser grandes civilizaciones en nuestro continente, de los Mayas, Aztecas e Incas. Así como los pueblos andinos Aymara de Bolivia, Quechua en Ecuador, Mapuche de Chile, Kolla de Argentina, del Caribe como los Cariñas de Venezuela, los amazónicos de Brasil y los pueblos afrodescendientes, entre la gran pluriculturalidad que existe en América Latina y el Caribe.


En este sentido, es bien conocida la cosmovisión de los pueblos andinos fundamentada en el buen vivir/vivir bien como una forma de vivir en plenitud, de comprender, de percibir el mundo y expresarse en las relaciones de vida, siendo un paradigma comunitario basado en la vida, en armonía y el equilibrio con el entorno.


Por esta razón, nos sumamos al llamado de nuestras abuelas y abuelos indígenas:

“Recuperar la cosmovisión ancestral es volver a la identidad”.


En oposición, se encuentra el paradigma occidental individualista consumista, depredador cuyas relaciones sociales, jurídicas y económicas están impregnadas de una profunda desensiblización de los seres humanos, poniendo en peligro la vida en todas sus formas posibles con el solo propósito de acumular capital. Sumado a esto, el paradigma antropocéntrico surgida erróneamente de la concepción religiosa de que el “ser humano es el rey de la creación”, posicionándolo por encima de las demás formas de existencia, asumiendo la potestad para usar y abusa de todo lo que le rodea.


Nuestra concepción de humanidad transciende al Homo sapiens, es necesario hablar de otra humanidad, la integrada por todo ser vivo que proviene de la tierra, que es humus, materia, energía y espiritualidad. Pues hasta desde el ámbito religioso, el misterio de Jesús, hijo de hombre pero también hijo de Dios, traduce las dos dimensiones, espirituales y terrenales, las cuales están íntimamente relacionadas. En este sentido, cuando hablamos de derechos humanos, este tiene otra connotación que no solo busca la dignidad y protección del hombre y la mujer, sino también de todo ser vivo que existe y pueda existir, incluso a la Madre Tierra como sujeto de derecho.


Complementariamente, nos apoyamos en la Ecología como ciencia para estudiar a los seres vivos y otras formas de existencia en su casa, en su entorno, en ecosistemas complejos y dinámicos que se encuentran en la Madre Tierra, que cuyos elementos interactúan como una unidad, donde el cambio de uno de ellos en el origina cambios en sus otros elementos.


Los ecosistemas sustentan todas las formas de vida de la Tierra. De la salud de nuestros ecosistemas depende directamente la salud de nuestro planeta y sus habitantes. Restaurar nuestros ecosistemas dañados ayudará a acabar con la pobreza, a combatir el cambio climático y prevenir una extinción masiva (https://www.un.org/es/observances/earth-day).


Igualmente, nos referiremos al Ambiente desde una perspectiva mucho más amplia que un conjunto de sistemas donde interactúan elementos naturales, físicos, químicos, biológicos o socioculturales, ya que justamente por su complejidad y dinamismo, amerita una permanente revisión. Sin embargo, desde estos términos coincidiremos con el lenguaje científico utilizado por organizaciones internacionales como las Naciones Unidas desde la visión de desarrollo sostenible planteado en la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) e importantes programas como el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiene (PNUMA) que aborda temas como la gobernanza ambiental, cambio climático, gestión de residuos y químicos, eficiencia en el uso de recursos, evaluación ambiental, prevención de desastres y conflictos y uso sostenible de los ecosistemas

(https://agenda2030lac.org/es/organizaciones/pnuma).


RedDeVida se suma y acude al llamado de las Naciones Unidas:


¡Únete al movimiento mundial para restaurar la Madre Tierra!


RedDeVida a través de la línea estratégica y de Investigación busca fomentar la reflexión crítica transformadora entre dos visiones de mundo que anteriormente mencionamos, siempre a favor de la Defensa de la Madre Tierra que nos provee de vida y de todo lo que necesitamos para vivir plenamente y en armonía con el Ambiente.


Siendo siempre necesario comparar la sabiduría ancestral como un principio ordenador jurídico, de diversidad y armonía con la naturaleza para alcanzar un buen vivir, el interés público la preservación del ambiente, la conservación de los ecosistemas la biodiversidad y la integridad del patrimonio genético, la prevención del daño ambiental y la recuperación de los espacios naturales degradados, el derecho al acceso seguro, sano y ecológicamente equilibrado que garantice la sustentabilidad y la vida en plenitud. En contraste con el modelo que hegemónicamente se expande por toda la Madre tierra el paradigma occidental que en su afán de poder y riqueza para unos pocos, causa graves alteraciones al equilibrio del ambiente, como el calentamiento global, el cambio climático, la pobreza, la polución, extinción de especies y disminución de la biodiversidad, el agotamiento del agua potable, la acidificación y desertificación de los suelos, perdida de grandes extensiones de bosques tropicales, la hambruna, las guerras, alteraciones genéticas, enfermedades y pandemias como el COVID-19 entre otras.

Vale la pena mencionar en para la reflexión, las palabras del Secretario General de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, en la Conferencia de las Partes de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP25) celebrada en Paris durante el año 2015:


“el cambio climático ya no es un problema a largo plazo”.

“Ahora nos enfrentamos a una crisis climática global”, dijo. “El punto de no retorno ya no está en el horizonte. Está a la vista y se precipita hacia nosotros”.

RedDeVida con comprometida a actuar en la restauración de la Madre Tierra, razón por la cual, todos nuestros proyectos e investigaciones, estarán orientados desde una visión del mundo que no percibe objetos ni individuos aislados, sino, diversos seres que se relacionan a través de premisas fundamentales: nosotras, nosotros, en comunidad, refiriéndonos al vínculo entre las personas, pero también de estas con animales, plantas, lagos, montañas, muertos, dioses, entre otros, trascendiendo el ámbito de la lengua y alcanzando todos los aspectos de la cultura y de la vida.


Es de especial interés para RedDeVida, estudiar y promover el reencuentro entre la Madre Tierra y nosotras sus hijas, en la aprehensión y comprensión de la sabiduría transmitida, siendo herederas del secreto de la vida y productoras de saberes, conocimientos y quehaceres empoderadas en la transformación de una comunidad humana más digna, sana y armoniosa, incluso en tiempos tan difíciles como el que estamos viviendo:


“La recuperación de la pandemia de COVID-19 ofrece una oportunidad de que el mundo emprenda un camino más limpio, ecológico y sostenible”

Antonio Guterres.

Nuestros proyectos bandera en la línea estratégica y de Investigación Defensa de la Madre Tierra y Equilibrio Ecológico, son:


Proyecto 1: Vulneración de los derechos de las mujeres y los derechos de la Madre Tierra y su incidencia en el cambio climático y la seguridad agroalimentaria.

Proyecto 2: Protección del Derecho Humano de la Mujer a la Tenencia de la Tierra, las territorialidades y constitución de comunidades sostenibles.




54 vistas0 comentarios